Seminaristas en Talamanca

Calles sin asfalto, a veces lastre a veces barro; ríos para cruzar, bosque por todo lado, aire puro, naturaleza al 100%, y especialmente la sencillez de la gente que nos recibe y abre sus casas y capillas para darnos una acogida humilde pero de corazón. Un poco de lluvia algunos…

Leer más