Misionero Comboniano, nuevo presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso

Nuevo presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso: Monseñor Miguel Ángel Ayuso Guixot

«Esta cultura de diálogo debe pasar, en mi opinión, del concepto de tolerancia al de convivencia», Monseñor Ayuso.

El papa Francisco nombró nuevo presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso a Monseñor Miguel Ángel Ayuso Guixot, de 66 años, en sustitución del cardenal Jean-Louis Tauran, fallecido en julio de 2018. Mons. Ayuso, que hasta ahora desempeñaba el cargo de secretario de dicho Dicasterio, nació en Sevilla, España, el 17 de junio de 1952. Es Misionero Comboniano y recibió el orden sacerdotal el 20 de septiembre de 1980. Hasta el año 2002 fue misionero en Egipto y en Sudán.

Obtuvo la licenciatura en Estudios árabes e islámicos en Roma en 1982 y el doctorado en Teología Dogmática en la Universidad de Granada en el año 2000.

Desde 1989 es profesor de islamología primero en Jartum, Sudán, y luego en El Cairo, Egipto. Posteriormente, fue profesor en el Pontificio Instituto de Estudios Árabes e Islámicos, institución que dirigió hasta el año 2012. Durante el desempeño de esa función, promovió y presidió varios encuentros de diálogo interreligioso.

El 30 de junio de 2012, durante el pontificado de Benedicto XVI, recibió el nombramiento de secretario del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso. Además, recibió del papa Francisco el nombramiento de obispo titular de Luperciana. Fue consagrado obispo en marzo de 2016

Sólo la fraternidad puede transformar el mundo
Entrevistado por Vatican Media, el presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso explicó los retos que el Consejo tiene por delante: La cultura del diálogo y del encuentro, el respeto a la vida, la aceptación de la diversidad del otro y la promoción de la fraternidad.

Monseñor Ayuso Guixot manifestó que con este nombramiento “siento por un lado un sentimiento de gratitud al papa Francisco» por confiar en él y al mismo tiempo un sentido de responsabilidad para continuar tras todo ese legado que nos dejó nuestro difunto cardenal Jean-Louis Tauran, en cuya escuela aprendimos ese estilo que nos lleva a promover la cultura del diálogo.

Una cultura del diálogo
“Es muy importante difundir esta cultura de diálogo que debe pasar, en mi opinión, del concepto de tolerancia al de convivencia, al de ‘vivir con’, para llegar a una verdadera convivencia que nos lleve a vivir en un espíritu de paz. Por lo tanto, creo que siempre debe existir este compromiso renovado de reconstruir este diálogo entre pueblos, naciones, culturas y miembros pertenecientes a diferentes tradiciones religiosas, porque el mundo realmente lo necesita”, precisó el prelado.

En este punto, monseñor Ayuso indicó que “el punto de referencia para seguir este camino está muy bien indicado por el Papa, cuando nos invita a promover una cultura de ternura, porque es a través de esta ternura que podemos hacer prevalecer los verdaderos valores sobre muchos intereses que dividen, que son la base de tantos fundamentalismos e injusticias”.

Seguidamente el presidente del Consejo para el Diálogo Interreligioso afirmó que “es necesario promover una verdadera y sana educación en los verdaderos valores morales, en una adecuada enseñanza religiosa para la promoción de una educación en la convivencia, en la aceptación del otro”.

“El otro desafío es el de la sacralidad de la vida, porque desgraciadamente vemos a menudo que se cometen actos de terrorismo, incluso en los lugares de culto, en los que los creyentes van sencillamente a alabar a Dios y son asesinados de un modo tan feroz. Otro reto es trabajar juntos para construir la paz mundial”.

Un comentario

  1. Beatriz Maldonado Sánchez

    Que el Dios de la vida lo siga iluminando en el servicio que hoy la iglesia le confía, unidos en oración para que eso suceda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *