San Daniel Comboni, Ruega por Nosotros

En el lenguaje litúrgico, el día de la muerte de los santos, es llamado el “dies natalis” (día del nacimiento al cielo). El 17 de marzo de 1996 el Papa Juan Pablo II proclamó beato a Daniel Comboni y a partir del día de su canonización, 5 de octubre del 2003, cada 10 de octubre se fijó como el día de San Daniel Comboni, Apóstol de África.

La santidad de Daniel Comboni ha sido testimoniada por sus misioneros y misioneras, ha sido imitada por tantos hombres y mujeres que se comprometen a vivir con coherencia los valores evangélicos del Reino y ha sido proclamado Santo por la Iglesia universal para proponerlo como ejemplo de santidad misionera. Comboni pedía a sus misioneros y misioneras que fueran “santos y capaces”: santos para identificarse con los sentimientos de Cristo Jesús; capaces y bien preparados para responder a los desafíos de un mundo sediento de justicia y paz.

«‘Todos los pueblos verán la gloria del Señor’. El salmo responsorial, que acabamos de cantar, destaca la urgencia de la misión ‘ad gentes’ también en nuestro tiempo. Hacen falta evangelizadores que tengan el entusiasmo y el celo apostólico del obispo Daniel Comboni, apóstol de Cristo entre los africanos. Él empleó los recursos de su rica personalidad y de su sólida espiritualidad para dar a conocer a Cristo y hacer que fuera acogido en África, continente que amaba profundamente», decía San Juan Pablo II, entonces Papa, el día que elevó a los altares a Comboni.

Hoy, la llama que San Daniel encendió sigue iluminando en todas partes del mundo. Este 10 de octubre celebramos a nuestro Santo.

“Que ocurra todo lo que Dios quiera. Dios no abandona nunca a quienes en Él confían. Él es el protector de la inocencia y el vindicador de la justicia. Soy feliz en la cruz, que, llevada de buena gana por amor de Dios, genera el triunfo y la vida eterna”, decía nuestro Santo en uno de sus escritos en 1881.

Digamos hoy y siempre, ¡San Daniel Comboni, ruega por nosotros!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *